Polis y Cacos: Juego de Persecución al Aire Libre

Polis y Cacos: Juego de Persecución al Aire Libre
4.2 (84.62%) 13 votes




un policía interroga a un sospechoso ladrón

 

  • Edad recomendada: a partir de 6 años
  • Dónde jugar: patio de colegio o parque
  • Nº Jugadores: a partir de 10
  • Tipo de juego: por equipos

Polis y cacos, policías y ladrones, ladrones y policías…, mil formas de llamar a uno de los juegos de persecución más populares de todos los tiempos. Todo un clásico de los años 80 que ocupó la mayoría de tardes de los niños de aquel entonces. Crecieron jugando en la calle, corriendo por los parques y persiguiéndose unos a otros durante horas. ¿Qué mejor manera de retroceder a aquellos maravillosos años de los juegos populares y tradicionales que hacerlo leyendo este artículo sobre el juego de polis y cacos?

Policía persiguiendo a un ladrón



Origen del polis y cacos ☑️

El origen de este juego de antes, polis y cacos, se sitúa en la calle, lugar donde en los años 70, 80 y gran parte de los 90, los niños pasaban horas y horas de diversión en el parque jugando con los amigos.

Los juegos de persecución fueron muy importantes desde el punto de vista del ejercicio físico de los más pequeños, de hecho, en los colegios los profesores de gimnasia realizaban juegos de pillar de manera habitual y los niños tenían que correr unos detrás de otros.

¿Cuáles son las reglas del juego de policías y ladrones? ☑️

Si por algo se caracterizaban los juegos populares al aire libre eran por su sencillez a la hora de llevarlos a cabo, ya que para ello no hacía falta ningún objeto o accesorio especial. Lo único necesario para jugar a este popular pasatiempo era contar con un grupo suficiente de gente, un mínimo de 10 personas, y contar con un espacio lo suficiente grande como para correr por él, ya sea un parque, una pista de fútbol sala o un porche o patio de un colegio.

Y entonces, ¿cómo se juega? Los 10 participantes tienen que repartirse en dos equipos, unos serán los policías y otros los ladrones. En el espacio que se vaya a jugar se ha de escoger un área que durante el desarrollo del juego funcionará a modo de cárcel. Durante el juego, los polis han de pillar a los cacos y mandarlos a la cárcel, pero no deben perder de vista a los encarcelados, ya que los cacos que se encuentren en libertad podrán liberar de prisión a sus compañeros malhechores.

El juego finaliza cuando todos los ladrones han sido interceptados y enviados a la cárcel. Normalmente, los equipos suelen intercambiar los roles una vez ha finalizado el juego.

Rejas de una carcel

¿Cuáles son los objetivos de este juego de toda la vida? ☑️

Los principales objetivos del juego de polis y cacos se centran en la diversión de los más pequeños, quienes no paran de correr y reír todo el rato con niños de edades similares. El hecho de que sea un juego colectivo, y que se realiza por equipos, favorece la adquisición por parte de los infantiles de valores como el compañerismo, la integración y la colaboración con personas con objetivos similares.

Variantes del juego de polis y cacos ☑️

El tradicional juego de polis y casos no cuenta con muchas variantes, pero como todo juego popular de calle, existen diferentes maneras de complicar un poquito más este entretenimiento.

  1. Una primera variante consiste en que haya más ladrones que policías jugando, esto hace que los polis tengan que organizarse mejor para capturar a todos los ladrones. Es una forma de darle un toque diferente al juego y de dificultar la caza de los malhechores.
  2. En segundo lugar, puede establecerse una norma que indique que una vez que un caco sea salvado, el resto  también será libre. Mientras que por último, la variación final consiste en que los ladrones pillados colaboren con la policía para conseguir atrapar al resto de casos.

Sin embargo, esto no implica que puedan existir otras modalidades derivadas del juego de polis y casos. La imaginación de los más pequeños es tan grande que permite crear tantos juegos como los niños piensen.

Vídeos de niños jugando a polis y cacos

A continuación se muestra a unos niños jugando a polis y cacos en la pista de un pabellón deportivo.

No olvides echar un vistazo al resto de nuestros juegos de antes:

¡Queremos agredecerte de corazón que hayas leído este artículo! ? Ahora tan solo falta que nos ayudes a conservar los juegos populares de toda la vida y que colabores con la difusión de este artículo en las redes sociales. Para ello haz clic en cualquiera de los botones sociales que verás aquí abajo y consigue que esto llegue a todos tus amigos. ¡No permitamos que desaparezcan los juegos de antes!

 




Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter